ESCALERAS DE HIERRO

Tenemos una amplia gama de escaleras de hierro, realizadas a medida según el diseño seleccionado y sus condiciones de uso y ubicación.

Nuestros diseños contemplan amplias posibilidades como las zancas centrales o laterales e incluso las suspendidas en el aire desde el techo. Las diferentes formas que se pueden adoptar,  de tipo lineal o curvo, deben estar siempre en armonía con su entorno y con el aprovechamiento máximo del espacio, tanto si su ubicación es interior como exterior.

Existe una gran variedad de posibilidades para trabajar con el hierro, lo que hace que se considere como un material idóneo por sus características en cuanto a dureza, resistencia y modelado.

CARACTERÍSTICAS

El hierro es un metal maleable, de color gris plateado y que es extremadamente duro y denso.

El hierro puro no tiene demasiadas aplicaciones, por este motivo es mezclado con otros elementos para formar aleaciones férreas que confieren distintas propiedades al material. En este sentido, las aleaciones con aplicaciones más extendidas son el acero (contiene menos de un 2,1 % de carbono) y la fundición (mayor proporción de carbono).

Uno de los inconvenientes del hierro es que se oxida con facilidad, pero añadiendo un 12% de cromo se considera acero inoxidable que es resistente a la corrosión.

Aunque la oxidación no deseada es una característica de este material, gracias al tratamiento con resinas epoxi se pueden proteger las escaleras de hierro de la oxidación, dotando a estas escaleras de una durabilidad propia de otros materiales tales como el aluminio y reduciendo su mantenimiento.

CONTACTA